4,00 

Érase una vez un padre y un abuelo. Érase la fuerza, el carácter y la constancia. Érase el riesgo. Érase un aceite que da comienzo y continuidad a nuestra historia. Las gotas que unen el pasado, el presente y el futuro. Esta marca es un homenaje al fundador Joan Rosselló, todo un visionario de su época. Se ha elegido para ello un coupage de aceites de las variedades arbequina y picual, con unos aromas a hierba verde, tomate, manzana y plátano maduros, almendra verde y un característico sabor a rúcula.